AMISTOSO

Colombia perdió 2-1 con Corea, en su primer juego de la gira asiática

Son Heung-Min marcó en dos ocasiones para los locales. Zapata descontó al minuto 76.

Foto: AFP.
Compacto: Corea del Sur 2-1 Colombia. Foto: AFP.

Colombia perdió 2-1 con Corea del Sur este viernes, en un partido en el que tuvo una nómina experimental en el primer tiempo, que no funcionó, y que terminó jugando mejor con la base que clasificó Rumbo a Rusia 2018. En el estadio Suwon World Cup, el entrenador José Nestor Pekerman contó con la ausencia de piezas claves del equipo, como Ospina, Arias, Cuadrado y Falcao.

Pekerman se tomó en serio lo de aprovechar el partido para ensayar fórmulas y termino armando un equipo que nunca había jugado junto. Arquero nuevo, laterales nuevos, zona de creación nueva... Y esa falta de minutos juntos se notó.

Los dos centrales se conocen, Zapata y Dávinson Sánchez, pero a los lados tenían laterales que solo conocían en entrenamientos, Stefan Medina y William Tesillo. Y delante de ellos sacó al hombre del equilibrio, Carlos Sánchez, para probar a Mateus Uribe al lado de Abel Aguilar.

Corea del Sur puso a prueba esa estructura y le encontró las debilidades muy rápido. Primero, presionó bien arriba para complicar la salida desde el fondo. Y luego, cuando esperó en su cancha, tuvo espacio y jugó por las bandas, en especial por la de Tesillo, al que siempre le ganaron la espalda. De hecho, el primer gol de los locales fue una suma de las virtudes de los asiáticos y las debilidades de los colombianos: pique a espaldas del lateral izquierdo improvisado, pase al centro con desvío, mal cierre de los centrales y mala salida del arquero. Ahi, Son Heung-Min metió el 1-0, a los 10 minutos.

De la mitad para adelante hubo otra tanda de ensayos: Giovanni Moreno jugando por la mitad, en el puesto de James, y James por la izquierda. Por la otra banda, Avilés Hurtado. Y como 9, Duván Zapata. Gio no funcionó: entregó mal la pelota y nunca se vio cómodo. James terminó más preocupado por ayudar a marcar y perdió peso ofensivo. Colombia no tuvo remates directos con peligro en el primer tiempo, más allá de una opción de Moreno, tras un pase largo de Aguilar, que no supo resolver el colombiano.

El técnico cambió dos fichas en el intermedio. Sacó a Uribe y metió a Carlos Sánchez, y ahí Colombia recuperó algo de equilibrio en la mitad. Y Cardona entro por Moreno, con lo cual volvió a su esquema de la eliminatoria, con James en su puesto, Avilés jugando de Cuadrado y Duván Zapata, de Falcao.

El equipo se vio algo mejor con los cambios, pero cometió otro error defensivo que le costó el 2-0. A los 15 minutos, otra vez la metió Son Heung-Min, quien remató tras recibir un pase filtrado de Choi Chul-Soon y tras aprovechar un mal cierre de Zapata, que llegó tarde. También quedó comprometido Castellanos, a quien le faltó algo de decisión para meter la mano.

Después de ese segundo gol, Pekerman empezó a volver a lo conocido: Fabra reemplazó a Tesillo, Bacca a Zapata y Felipe Pardo a Hurtado. Y ya el equipo comenzó a jugar más cómodo, a tal punto que le alcanzó para el gol del descuento, marcado por Cristian Zapata tras meterle la cabeza a un cobro de tiro libre de James, a los 30 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)