NACIONAL

El ‘Colo’ deja su marca en los clásicos

Santiago Romero es el alma de Nacional en el mediocampo, pero también hace goles determinantes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Beso. Una imagen vale más que mil palabras: un hincha.

Siempre lo dijo: "menos de golero, juego de lo que sea". Y cumplió. Porque Santiago Romero jugó de lateral, de volante y también pasó a ocupar un lugar en la zaga, cuando el entrenador de turno le pidió que cubriera el fondo. Nunca se quejó. Al contrario. Lo que quería era jugar.

Es que en la piel del Colo están grabados a fuego los colores de Nacional. Por sus venas corre sangre tricolor. Y se nota. En cada pelota, en cada avance, en los quites, en las ganas, y en los goles, una marca que deja clásico tras clásico como si fuese un goleador. Y no lo es. Pero deja su huella en el arco del rival de todas las horas.

"Me quedó divina para pegarle, no lo pensé dos veces y le di con el alma", dijo después del triunfo del miércoles.

"Los clásicos hay que ganarlos. Dominamos por completo el partido, hicimos lo que nos pidió Gustavo (Munúa) y todo salió a la perfección. Nos vamos muy contentos. Este triunfo sirve para ganar confianza y darle otra alegría a nuestra gente", tiró el Colo, feliz por el triunfo y por su golazo, el cuarto que le marca a Peñarol.

Romero, es el hincha de pantalón corto. Es el sentimiento tricolor en cancha. Es uno más, solo que en vez de saltar y gritar en la tribuna, lo hace en la cancha.

Es el plus que da. Y que todos aprecian porque en los clásicos hay que jugar "con y por la camiseta", como dijo siempre el volante-goleador.

"Hicimos un partido muy inteligente, interpretamos muy bien lo que pedía Gustavo (Munúa) de controlar el partido con el balón. Salió muy bien la idea. Estoy muy contento con el esfuerzo de mis compañeros que en estos partidos el físico a veces cuesta un poco", agregó el Colo.

Lleva cuatro goles clásicos. Debutó en 2011, cuando Marcelo Gallardo lo llamó para sumarse al plantel principal.

Hoy, con 25 años, es todo un veterano en estas lides. Un luchador de mil batallas, que sabe perfectamente lo que se juega en cada partido.

Es el Colo. Es el que mete, corre, marca y juega. El que hace goles decisivos, trascendentes, como en la final del Campeonato Uruguayo 2015-15, o como los últimos dos golazos, el del clásico del Apertura, y éste del miércoles, en el clásico de verano.

Todos llevan su grifa. El Colo deja su marca. Siempre en el arco rival. Y todos los hinchas festejan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)