FÚTBOL INTERNACIONAL

Las claves de una severa sanción

La polémica de las contrataciones de menores pasó de Barcelona a Madrid: Real y Atlético castigados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Getty images Europe

La FIFA comenzó a investigar los fichajes de jugadores menores de edad por parte del Barcelona hace ya un par de años, a raíz de una denuncia anónima que desde el club catalán siempre sospecharon que venía de Madrid. ¿Quién se vería más beneficiado de una posible sanción que su eterno rival?, pensaron entonces en el Barça.

Poco después, la FIFA iniciaba otra investigación sobre Real Madrid y Atlético de Madrid que derivó en el castigo que el jueves se hizo oficial: multa económica y dos periodos de pases consecutivos sin poder fichar para ambos clubes. Todo a raíz de otra denuncia de origen anónimo que en Madrid interpretan como una venganza del Barcelona, que precisamente acaba de terminar de cumplir el mismo castigo. Eso sí, todos los dirigentes de los tres clubes siguen negando públicamente tener nada que ver sobre una y otra denuncia, pero en la interna siguen mirándose entre sí con mucho recelo. No en vano, son los tres clubes que pelean por el trono español.

Tanto el Barcelona, como ahora los dos clubes madrileños más importantes, han sostenido en todo momento que nunca incumplieron las estrictas normas de la FIFA para las contrataciones de jugadores menores de edad y que el castigo recibido es tan injusto como severo.

El organismo rector del fútbol endureció las reglas en los últimos años para evitar los casos en los que jóvenes promesas y sus familiares, atraídos por el gran sueño de triunfar en el fútbol, cayeran en engaños en manos de intermediarios sin escrúpulos con ganas de enriquecerse, lo que generaba que más de uno de esos sueños terminara en pesadilla.

Los tres grandes clubes españoles argumentan que llevan años preocupándose del buen cuidado tanto de sus jóvenes talentos como de sus familiares y por eso sus canteras son consideradas entre las mejores de Europa. Insisten en que todo es cuestión de aclarar documentos y contratos.

El Real fue más allá en su defensa pública y para demostrar que la FIFA se excede en su sanción puso como ejemplo los casos de los cuatro hijos de Zidane o el del hermano pequeño del argentino Ezequiel Garay, todos ellos jugadores de sus divisiones inferiores. Es obvio que en estos casos es ridículo hablar de tráfico de menores, pero los pocos detalles que se dan del resto de casos, que son decenas, y el silencio del Atlético en ese sentido invitan a pensar que algo hicieron mal, aunque sea cuestión de papeleo. Ambos ya recurrieron la sanción, pero son conscientes de lo poco que le sirvió eso al Barça en su momento y por eso ahora les toca tomar medidas. En realidad los dos se lo esperaban.

Reacción.

El panorama es el siguiente: ni Real ni Atlético podrán inscribir jugadores desde el próximo 1° de febrero hasta el 1° de julio de 2017, dentro de tres períodos de pases. Eso siempre que no les otorguen la suspensión cautelar, como sucedió con el Barcelona, que a través de ella pudo atrasar durante un período de pases el castigo y aprovechó así para fichar a siete jugadores, entre ellos Luis Suárez, para después empezar a cumplirlo.

Por una cuestión de fechas, resulta poco probable que Real y Atlético tengan ese beneficio, por lo que tienen plazo hasta el 31 de enero para realizar sus últimos movimientos.

Parece que el mejor organizado para afrontar la sanción es el conjunto "colchonero", que acaba de incorporar a dos prometedores mediocentros argentinos: Kranevitter de River y Augusto Fernández del Celta. Antes llegaron nombres como Correa o Vietto y además también tiene a varios jóvenes cedidos a los que sí puede recurrir, entre ellos el uruguayo Emiliano Velázquez. Además, en los últimos tiempos ya venía apostando por jugadores de proyección por lo que sus planes tampoco van a verse tan alterados.

Bastante más nervioso está su vecino en ese sentido, acostumbrado a fichar "galácticos". El presidente Florentino Pérez suele camuflar los años sin títulos con grandes compras con las que renueva la ilusión de sus hinchas, algo que en esta ocasión no podrá hacer.

Se especula con que su reacción puede ser la de gastar un dineral en estos quince días que le quedan para fichar. Lewandowski o Hazard son algunos de los pretendidos, pero tendrían que renunciar a seguir jugando esta Champions, ya que no se puede participar con dos equipos distintos. El uruguayo Rodrigo Bentancur, promesa de Boca Juniors, fue uno de los nombres que saltó ayer como otro de los codiciados y todo indica que no será el último en la lista de aquí al final de mes.

Ninguno de los dos equipos debería desesperarse: el Barça les demostró que, sin fichar, también se puede triunfar.

Más disgustos en el Real Madrid

¡NO TIENE SUPLENTE PARA EL DT!

El Real Madrid lleva un tiempo sin parar de tener complicaciones de todo tipo: un día después de conocer la sanción de la FIFA, el club admitió que David Bettoni, el elegido por Zidane para ser su segundo entrenador, no tiene licencia para ejercer como tal en España y por ello se le dio una como encargado de material con la que pudo sentarse en el banco para debutar el fin de semana pasado. Sin embargo, esa licencia no le permite dar instrucciones en el área técnica, por lo que si Zidane es expulsado no habrá nadie habilitado para dirigir al equipo en la cancha. No es un tema menor ya que el hoy DT del Real Madrid ya fue sancionado por dirigir al filial sin el título. La última polémica de una lista que por ahora no cesa: antes fueron el incidente policial de James, el problema judicial de Benzema, la eliminación copera por alineación indebida, el fracaso de Benítez, el fichaje de De Gea frustrado en el último minuto... En el Real no ganan para disgustos.

Valverde depende de la cautelar

Para cuando los emisarios del Real Madrid contactaron con Federico Valverde, en abril de 2015 durante el Sudamericano sub 17, el equipo merengue ya era consciente de que la FIFA lo estaba investigando por sus contrataciones de menores y por eso desde un principio se acordó que la perla aurinegra llegaría a la "Casa Blanca" al cumplir los 18 años. Eso ocurrirá el próximo 22 de julio y, por culpa de la sanción, su llegada al club "merengue" podría tener que retrasarse un año, ya que hasta el 1° de julio de 2017 no se le permitirá inscribir a ningún refuerzo. Sólo hay una posibilidad de el "Pájaro" pueda volar a Europa este año, nada más cumplir la mayoría de edad: que al Real le concedan la suspensión cautelar de su condena, como ocurrió con el Barça en su momento, y poder así tener un periodo de pases más antes de empezar a cumplir el castigo. Sin embargo, esa posibilidad parece difícil y todo apunta a que Valverde deberá permanecer en Peñarol hasta julio de 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)