argentina

Un clásico peleado

River Plate se quedó con el superclásico argentino tras ganarle 1-0 a Boca Juniors en un partido que tuvo poco fútbol, muchas agresiones y cinco expulsados.

El primer clásico de 2016 entre River Plate y Boca Juniors no será recordado por alguna jugada o por goles, sino por los golpes y la actitud de los jugadores. El "Millonario" venció por 1-0 en un partido que tuvo cinco expulsados, dos del ganador y tres del derrotado.

La tónica del encuentro se mostró de arranque. A los 10' del primer tiempo Jonathan Silva, debutante en este tipo de partidos, le pegó un planchazo a Gabriel Mercado y fue expulsado. El jugador de River debió ser sustituido.

Poco después, un tiro libre de Leonardo Pisculichi derivó en la jugada del único gol del encuentro. El mediocampista remató al arco y Carlos Tevez, que se encontraba en la barrera, levantó los brazos y cometió penal. "Piscu" fue el encargado de cambiar el penal por gol y adelantó a River en una de las pocas jugadas del partido.

Después, la actitud de los jugadores de Boca y la reacción de los rojiblancos le quitó atractivo al encuentro. El primer tiempo tuvo seis tarjetas amarillas y en el segundo hubo cinco expulsados.

Gino Peruzzi, a los 66', cometió una falta dura ante el "Pity" Martínez y recibió la tarjeta roja. A los 79' fue el turno del "Cata" Díaz; el capitán "Xeneize" se excedió verbalmente con el árbitro y también fue expulsado.

Por si fuera poco, a los 81' Jonathan Maidana agredió a Carlos Tevez en una jugada sin pelota y generó un tumulto en el que participaron jugadores y suplentes de ambos equipos. El zaguero y Leonardo Pisculichi, en el banco en ese momento, recibieron la roja.

Poco más pasó en el partido y River Plate se quedó con el triunfo en Mar del Plata, pero nuevamente ambos equipos se encargaron de quitarle importancia al resultado final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)