EN EL OLÍMPICO

Cerro se llevó el clásico y se ilusiona con la Copa Libertadores

El albiceleste superó a su rival de barrio con un gol del goleador Maureen Franco en un duelo muy bien jugado, color en las tribunas y varias chances de gol. Ahora espera por un traspié de Wanderers y Boston River para clasificar a la competencia internacional.

Mauricio Felipe, Jorge Rodríguez y Nicolás Rocha en el clásico de la Villa. Rampla vs. Cerro en el Olímpico. Foto: Marcelo Bonjour
Mauricio Felipe, Jorge Rodríguez y Nicolás Rocha en el clásico de la Villa. Rampla vs. Cerro en el Olímpico. Foto: Marcelo Bonjour

Una fiesta se vivió en el Estadio Olímpico ayer al recibir el clásico del barrio entre Rampla y Cerro. Los hinchas colmaron las tribunas y acompañaron con papelitos y cánticos, mientras que los jugadores hicieron lo suyo adentro de la cancha al mostrar uno de los partidos mejor jugados del Torneo Clausura. Además, el duelo tenía el condimento de la Copa Libertadores como premio: los dos llegaban ya clasificados a la Sudamericana, pero con chances aún de pelearle a Wanderers y Boston River el cuarto lugar en la Tabla Anual.

En apenas 10 minutos, con la pelota en constante movimiento y una dinámica de partido nada típica del fútbol uruguayo, Cerro ya contaba con tres chances de anotar. A los 6’ por medio de Franco López, a los 8’ de Fernando Arismendi y a los 9’ por Maureen Franco. Pero en Rampla apareció la figura de Rodrigo Odriozola, el arquero picapiedra que evitó la caída de su arco y desde ya se ganaba un lugar en el top 3 del duelo.

Sin embargo, el goleador albiceleste seguía con el arco entre ceja y ceja y a los 20 minutos logró su objetivo. Una pelota que recuperó él mismo con una presión alta, tiró una pared con Franco López y, tras buscarse un hueco, remató cruzado y fuerte, dejando sin opción a Odriozola.

El picapiedra también tuvo sus chances. Enseguida después del gol, un centro de Luciano Isola que Alex Silva cabeceó bien, bajo y cruzado, no se transformó en gol por la buena intervención de Yonathan Irrazábal.

En la última media hora el buen juego del partido desapareció. Cerro, ya con la ventaja, buscaba mantener el resultado refugiándose atrás, mientras que Rampla iba por el empate equivocando los caminos: abusando del pelotazo.

El tiempo no le dio al picapiedra y los tres puntos fueron para el visitante. Ahora los de José Basualdo deberán esperar una caída de Wanderers y Boston River para sumarse a la Copa Libertadores, pero ya teniendo la Sudamericana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)