EN BELVEDERE

Dos caras de la moneda

Nacional se despidió del Uruguayo y la IASA jugará un desempate.

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

El partido que se jugó en Belvedere fue vertiginoso en todo momento, de ida y vuelta, porque ambos equipos necesitaban ganar sí o sí: Nacional para ilusionarse con la definición de la Tabla Anual y Sud América con la expectativa de jugar un desempate para evitar el descenso.

Nacional empezó mejor el partido y salió decidido. Por eso, no extrañó el gol de Hugo Silveira a los 15’ tras un centro de Sebastián Rodríguez. Los “buzones” no lograban afirmarse en la cancha y los tricolores generaban peligro cada vez que pasaban el medio. Desde ese momento Tabaré Viudez desequilibraba.

Pero el equipo que ofició de local tuvo en un minuto (el 33’) dos jugadas de gol claras, ambas de Ruben Bentancour: en la primera lo anticipa justo Alfonso Espino cuando era gol, y en la segunda estrella un cabezazo en el horizontal.

Para el complemento, Martín Lasarte mandó a la cancha a Gonzalo Porras por Diego Arismendi, quien tras salir se lo vio en la tribuna con hielo en su tobillo por un golpe.

La ausencia del “Mama” en el medio fue notoria. Otra vez. Como contra Defensor en el Apertura o como contra River en el Clausura. Nacional no dio pie con bola en la cancha en los primeros minutos del segundo tiempo y lo pagó carísimo porque, además, Sud América salió con otra actitud, quizás sabiendo que estaba perdiendo El Tanque Sisley.

A los 48’ se equivocó Porras en un pase, le dejó la pelota servida a Gonzalo Camargo, quien mandó en carrera a Bentancour, que definió notable para empatar el juego. Por si fuera poco, apenas cinco minutos después un mal despeje de la zaga terminó en los pies de Gastón Colman, que sorprendió a Esteban Conde definiendo al primer palo y colocó el segundo tanto.

Desde ese momento Nacional fue un saco de nervios. Fénix le estaba dando una mano y le estaba ganando a los violetas, pero los “buzones” estaban bien parados y crecía la figura de Mathías Rolero, que tapó varias incidencias que generó, en su mayoría, Viudez.

Aún así, los tricolores se ilusionaron con el gol de Leandro Barcia a los 83’. A partir de ahí, el partido fue de ida y vuelta, de alto voltaje, porque el empate no le servía a nadie.

Era uno u otro, pero el gol estaba al caer. Y fue de Mariano Miño, la figura del partido. El argentino le dio el triunfo a Sud América, que ahora enfrentará a El Tanque para no descender, y hundió a Nacional, que se quedó sin chances.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)