EL TANQUE SISLEY

Es el capitán de la fe

Mathías López cree en su equipo: “Si no pensara que se puede ganar, me dedico a otra cosa”

Mathías López
Experiencia. “Llegué a El Tanque para jugar en Quinta. Hice mi carrera en el club”, dijo.

Si mira hacia atrás, se ve llegando, como uno más, mochila en mano, a probarse en la Quinta División de El Tanque Sisley. Llegaba con su ilusión a cuestas después de haber pasado por las formativas de Peñarol y Danubio. “Quería jugar, sentirme útil, y me fui a El Tanque. Y aquí estoy. No me equivoqué. Llevo seis años en el club y pude hacer mi carrera como soñaba. Jugué el primer año en Quinta, y pasé a Tercera a la temporada siguiente”, dice Mathías López (23), ya afianzado en el primer equipo y con brazalete de capitán en su brazo izquierdo.

“El ‘Tola’ (Antúnez) me dio esa responsabilidad. Siento su confianza, y eso es bueno para cualquier futbolista. Saber que el entrenador confía en uno es muy importante”, aclara.

“Puede cumplir el sueño de cualquier jugador. Llegar a primera, y jugar...”, agrega.

“Yo intento disfrutar cada momento. Hago lo que me gusta y estoy donde quiero estar”, confiesa sin perder de vista lo que se juega el equipo cada fin de semana. “Es bravo, es duro, pero también es parte del fútbol. Sabemos que tenemos que rendir al máximo cada fin de semana para poder sumar, para poder salir del fondo de la tabla y zafar, de una vez por todas del descenso, pero hay mucha confianza, mucha fe en lo que hacemos”, apunta mientras remueve la bombilla en el mate que armó.

“Hoy no estamos en zona de descenso directo, pero no podemos descuidarnos, trataremos de sacar un buen resultado, de llevarnos algo del Parque, ese es nuestro objetivo”, dice. “Si hay lógica, debería ganar Nacional, pero todos sabemos que acá, en el fútbol uruguayo, cualquiera le puede ganar a cualquiera, y Nacional no llega en su mejor momento. Es una linda oportunidad para poder sumar”, agrega el capitán de El Tanque Sisley.

“Nacional tiene un gran plantel, muy buenos jugadores, pero si pensara que no se puede ganar, no voy, me dedico a otra cosa. Uno está convencido de lo que hace y de lo que puede dar el equipo. La ilusión no se puede perder, hay que estar concentrados, atentos, hay que jugar con los dientes apretados los 90 minutos porque una pelota, a favor o en contra, puede cambiar todo. ¿Qué nos pide el ‘Tola’? Que juguemos... que seamos un equipo compacto, con buena tenencia de pelota, pero que dejemos todo en la cancha. Y es lo que hacemos. Podremos ganar, empatar o perder, pero siempre vamos a dar pelea”, dice el capitán.

“Ojalá podamos aprovechar este momento. Porque el fútbol es eso: momentos, y hoy Nacional no está haciendo su mejor fútbol... nosotros tenemos confianza en lo que hacemos”, agrega el hombre que lleva el brazalete de la fe.

Un jugador “de la casa”

Fernando Mathías López Beltrame, es volante. Nació el 2 de agosto de 1994 (23 años) en Montevideo. Se inició baby fútbol del Club Niagara, para luego realizar las formativas en Peñarol y seis meses en Danubio, hasta llegar a El Tanque Sisley en la temporada 2011. Hizo las divisiones formativas del club, es un producto de su cantera, y hoy lleva el brazalete de capitán en el primer equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)