FOTOGALERÍA

El Campeón del Siglo vivió el partido que nunca imaginó...

El estadio aurinegro acogió su primer partido a puertas cerradas, producto de la sanción por lanzamientos de botellas. Así se vio ante Villa Española:

El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.
El Campeón del Siglo a puertas cerradas para Peñarol-Villa Española. Foto: Gerardo Pérez.

Silencio total. El gris del cemento de las cabeceras y la Damiani rodean a los jugadores que salen a la cancha y no encuentran a la gran masa de público que fecha tras fecha suele acompañarlos.

Sobre la Henderson, con el color que le otorgan las butacas, se encuentran los únicos testigos de esta jornada histórica para el Campeón del Siglo que por primera vez desde que abrió sus puertas este año, juega sin público. Dirigentes y periodistas se ubican en dicha zona como los únicos espectadores reales de este encuentro.

No hay ni reclamos ni aliento de las tribunas. No hay cánticos y los goles apenas se gritan por un puñado de directivos. Se escucha todo lo que nunca se suele escuchar: el diálogo en la cancha. Indicaciones de los entrenadores, charlas entre los jugadores...

Cuando sortearon el fixture de este Uruguayo Especial hace un par de meses, los futbolistas del recién ascendido Villa Española habían marcado en el calendario esta jornada: la posibilidad de jugar ante un grande y en un estadio nuevo, hecho inédito para casi todos los futbolistas del elenco aurirrojo. Seguramente, este no era el marco que ellos habían imaginado. Tampoco era el que había soñado el Campeón del Siglo.

Por un par de inadaptados, los que le lanzaron tres botellas al árbitro Daniel Fedorczuk, pagaron todos.... Todos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)