EN EL NASAZZI

Un empate que no los deja conformes

Boston River y Wanderers igualaron en un choque en el que ambos perdieron distintas oportunidades. Pablo Ceppelini había abierto el marcador para el local, mientras que el Bohemio lo igualó por intermedio de Rodrigo Rivero.

Primer tiempo.

La primera parte fue pareja y ambos tuvieron chances, aunque fueron los locales quienes aprovecharon la más clara que tuvieron. Los de Alejandro Apud comenzaron mejor, sobre todo de la mano de Ceppelini y de Vila, pero con el paso de los minutos Wanderers emparejó las acciones.

Con Ignacio González inspirado y con la velocidad de Rivero, los de Giordano tuvieron sus chances para adelantarse en el marcador pero no supieron aprovecharlas.

La primera clara del juego fue para el rojiverde cuando Pablo Ceppelini remató y Pablo Álvarez tomó el rebote que dejó Martín Rodríguez. El carrilero quedó a mano a mano pero el arquero bohemio ganó el duelo.

Por el otro lado, la más peligrosa la tuvo Sergio Blanco. El "Chapa" quedó de cara al gol pero su remate se fue ancho cuando se encontraba sin marca y con posibilidad de avanzar con el esférico.

Todo cambio en el último minuto de juego. Pablo Ceppelini dominó la pelota, levantó la cabeza y puso a correr a Maximiliano Sigales que se metió en el área y fue derribado por Martín Rodríguez. Matonte cobró penal y Ceppelini lo cambió por gol, para que el local se vaya con triunfo al vestuario.

Segundo tiempo.

El Bohemio salió en busca del empate y lo terminó concretando rápido. Iban solamente seis minutos del complemento cuando Rodrigo Pastorini asistió de excelente manera a Rodrigo Rivero que, tras bajar la pelota con gran calidad, definió por un costado de Adrián Berbia.

Eso podía ilusionar a los hinchas de Wanderers de que podía seguir de largo, pero eso no terminó sucediendo. Pese a que una vez más no hubo un amplio dominador, Boston River tuvo las chances más claras para llevarse los tres puntos.

Wanderers tuvo una figura muy importante para no caer ante los de Apud y fue Martín Rodríguez. El arquero fue clave en varias oportunidades y sobre todo en una doble atajada en jugadas consecutivas de Sigales y Ceppelini cuando parecía que llegaba el segundo tanto de Boston River.

Con el ingreso de Manuel Castro, los de Giordano tuvieron más llegada por izquierda, pero el volante estuvo bastante impreciso en la definición cuando tuvo sus oportunidades para anotar.

La polémica del juego se dio cuando se cruzaron Mauro Vila y Paulo Lima. El zaguero de Wanderers le dejó la pierna arriba al delantero y ambos se recriminaron, hubo empujones y sus respectivos compañeros también ingresaron en las discusiones. 

La decisión del árbitro Matonte fue lo que generó la molestia de los jugadores de Wanderers, luego de que expulsara a Lima, pero solamente amonestara a Mauro Vila.

El Bohemio jugó la mitad del segundo tiempo con uno menos y sufrió bastante. Por ejemplo, en una pelota que encontró a Matías Zaragoza en el segundo palo, en solitario y para definir con el arco libre pero la pelota se fue por encima del horizontal.

Fue empate. El local hizo un poco más, pero repartieron los puntos. Un resultado que no los deja conformes.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)