COPA LIBERTADORES

Un beso a la copa

En el Sur de Buenos Aires, la Libertadores será levantada hacia el cielo por las manos del capitán de Lanús o de Gremio.

Foto: EFE
Foto: EFE

No habrá mañana ni para Lanús ni para Gremio. Esta noche, la Copa -Libertadores- se mira y se toca. Y se definirá en el Sur del Gran Buenos Aires en el escenario del conjunto granate que lucirá colmado.

Gremio llega con ventaja tras haber ganado 1-0 en el partido de ida, pero Lanús, acostumbrado a las hazañas, intentará revertir la historia en casa, en busca de su primera consagración en la historia del certamen. El conjunto brasileño buscará su tercera coronación (1983-1995).

Jorge Almirón, entrenador de Lanús, no podrá repetir el equipo que jugó en Porto Alegre por la tarjeta amarilla que recibió Diego Braghieri sobre el final del encuentro: Marcelo Herrera fue el elegido por el DT para reemplazar al defensor. El resto serán los mismos once que estuvieron de entrada en la ida.

Renato Gaúcho, entrenador del conjunto norteño, también tendrá que realizar al menos una variante en su equipo, luego de que la Conmebol rechazara el pedido de que la tarjeta amarilla que recibió Walter Kannemann durante el primer tiempo de la ida fuese retirada por haber sido incorrecta.

El que se perfila para reemplazarlo es Bressan, el defensor exPeñarol. El resto también serían los mismos que fueron titulares en el primer encuentro y que abrocharon la victoria por 1-0.

Lanús iría con: Amorada, Gómez, García, Herrera, Velázquez, Martínez, Marcone y Pasquini en el medio; Alejandro Silva, Sand y Acosta en la ofensiva.

Por su lado, Gremio jugaría con Marcelo Grohe en el arco; Edilson, Pedro Geromel, Bressan y Bruno Cortez; Jailson y Arthur como doble-cinco; Ramiro, Luan y Fernandinho, y como punta definido, Lucas Barrios.

“Es la posibilidad que tenemos de volver a ganar la Copa. La serie no esta definida ni mucho menos, Lanús ya demostró que está capacitado para revertir el resultado”, dijo en conferencia de prensa Renato Gaúcho, el entrenador de Gremio.

“El partido hay que jugarlo. Tenemos que tomarlo con calma, sin enloquecernos ni que la presión de la tribuna nos genere nervios. Estamos convencidos de lo que podemos hacer, y de lo que podemos dar”, tiró “Pepe” Sand, el goleador histórico del equipo granate, una de las armas que tienen los argentinos en la ofensiva.

Las entradas están agotadas desde varias jornadas, por lo que el estadio “Néstor Díaz Pérez” estará repleto. El juego comenzará a las 20:45.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)