Peñarol

Arrancó la pretemporada en Los Aromos

Bengoechea regresó con otra cara y se ilusiona con un 2016 lleno de éxitos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bizera. Los aurinegros corren con el profesor Turrén hacia un semestre lleno de emociones.

La primera práctica del año estaba fijada para las 16 horas. Sin embargo, una hora antes la mayoría de los autos de los futbolistas ya estaban estacionados en Los Aromos. El hecho, que parece simple demuestra la ilusión de los jugadores por prepararse para un semestre que será muy importante y también muy lindo para ellos.

"Estamos muy contentos de volver a trabajar con este plantel", dijo Pablo Bengoechea que tenía otra cara. Muy diferente al rostro con que terminó el Apertura, un torneo que su equipo ganó, pero que no fue fácil para él. "A quién no le hace bien la licencia", se preguntó y contó que no se había movido de Rivera.

En su primer encuentro con los medios de comunicación, el entrenador no quiso dar nombres de los refuerzos que espera. "No me gusta manosear nombres ni familias", dijo, pero reconoció que la situación de los tres jugadores con los que él había conversado (Urretaviscaya, Cristóforo y Ramírez) cambió y por lo tanto ya no hay posibilidades de que lleguen. "Pero les estoy muy agradecido porque cuando hubo una posibilidad, por su mente pasó volver al club".

Dijo saber que Peñarol está intentando cumplir sus pedidos que pasan por dos volantes y un delantero por banda derecha, de características similares a las de Urretaviscaya.

Más adelante aseguró que su equipo llegará bien al 6 de febrero, cuando comience el Clausura, y que los torneos de verano los jugarán los que se encuentren mejor. "Hay que ver cómo entrenan y qué resultados dan las evaluaciones. Lo va a decidir la cancha".

Justamente, un rato más tarde, los jugadores salieron al campo a cumplir con las primeras tareas del año ordenadas por el profesor Modesto Turrén.

Un buen número de hinchas observó el movimiento desde el alambrado. Aplaudieron a Diego Forlán, que fue el último en salir a la cancha y alentaron al "Profesor".

"¡Vamos, vamos, tranquilos, pro atentos!", gritaba el "profe". La primera hora fue de trabajos físicos, luego los jugadores se hidrataron ("pasen rápido por la cantina", dijo Turrén); y se cambiaron los zapatos para trabajar con pelota, lo que más disfrutan. "Control y pase, la acción que se repite más", los alentó Turrén.

Se notó que los jugadores cumplieron con los deberes de las vacaciones. El estado físico de Luis Aguiar llamó la atención. "Es que ya hice seis dobles horarios con el profesor Barrios", aclaró el "Canario".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)