BARCELONA

"Apuré mucho con la rodilla, pero ya no siento molestias"

Luis Suárez reveló que abrirá un restaurante en las Ramblas de Barcelona y que no está ansioso por convertir un gol, porque "cuando entre una, entrarán muchas más".

Luis Suárez en entrevista con diario Sport
Luis Suárez en entrevista con diario Sport

Luis Suárez afirmó que ya no siente molestias en la rodilla y que el tratamiento que está realizando en estos días sin competencia oficial le permitirá definitivamente dejar atrás toda sensación de dolor. El delantero uruguayo, que entre otras cosas reveló que inaugurará en las Ramblas de Barcelona el restaurante Chalito, admitió que no está contento con su rendimiento pero que no tiene ansiedad por convertir para terminar con la mala racha.

En entrevista con el diario deportivo Sport, Suárez indicó que programó con Uruguay y Barcelona tener este descanso para "terminar de recuperarme bien".

"Estas dos semanas me van a venir espectacular. Después de la lesión que tuve, apuré mucho con la rodilla y a la larga te puede perjudicar. Tuve mucha presión a nivel físico, llegando justo a la selección y hasta ahora no había tenido un parón. Lo mejor fue hacer un arreglo con la selección y el Barça, ya que el club me dejó ir con la selección justo después de la lesión cuando todavía no había jugado. Estos amistosos no son prioritarios para la selección", confesó Suárez.

El goleador histórico de la selección uruguaya remarcó que ya no siente ninguna molestia en la rodilla, pero que ha jugado con "precaución", porque "siempre tienes algo de miedo de llegar a tener algún golpe y que sea peor, pero después de este parón y con el tratamiento que estoy haciendo ya no voy a tener más el dolor".

Destacó, también, que siempre ha tratado de evitar el quirófano "porque las recuperaciones son más largas. Primero dijeron que serían tres semanas, y si hubiera sido así lo hubiera hecho (pasar por quirófano), pero era mucho más. Siempre hay gente que habla por hablar y es el médico quien debe decirlo porque son los que saben de la recuperación. Yo estaba tranquilo porque sabía que debía tratar de evitar la operación".

Con la lesión superada, a Suárez solamente le queda pensar en terminar con la sequía de goles. "Soy el más crítico conmigo mismo. Ha habido partidos que he sentido que he ayudado al equipo y he estado contento, no me ha importado el gol. Pero en otros partidos he acabado mal porque he hecho todo lo posible para marcar y no he podido. No es que sean rachas, son momentos en los que haces de todo y no quiere entrar. A veces le pegas de la peor manera y entra. El último que hice fue con Uruguay y estaba ‘esquinado’, de zurda, le pegué despacio y entró. Son situaciones a las que el delantero se acostumbra y debe convivir. Sé que estoy obligado a hacer goles porque es mi función, pero sé que también el equipo pasa un buen momento y no necesitan mis goles".

Aunque no está muy a gusto, porque "mentiría si dijera que estoy contento con el rendimiento. Sé que puedo dar más", Suárez no demostró estar ansioso. "En ningún momento me ha preocupado eso porque tengo un respaldo muy grande de todos y de la afición, ellos son importantes para mí, pero yo soy el primero que quiero hacer goles y ayudar al equipo. No creo tener ansiedad. Ansiedad sería tener la pelota e intentar eludir a cinco rivales. En ese sentido estoy tranquilo. Recuerdo perfectamente una jugada clara contra el Málaga que Sergi (Roberto) me pasó la pelota y antes de patear ya voy riéndome porque sé que la voy a errar, por el momento en el que estoy. En otro momento le hubiera pegado mal y hubiera entrado. Uno se preocupa, pero sé que cuando entre una entrarán muchas más".

Por otra parte, sabe que se exige más "porque estamos en el mejor equipo del mundo, pero soy muy consciente de ello y sé convivir. Me preocuparía si llegara el momento en el que no tuviera actitud o bajara los brazos, pero en mi caso eso no va a pasar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)