CAMPEONATO URUGUAYO

La Anual de arco a arco

Dawson sostuvo el cero con sus manos y Reyes tuvo una salida “fatal”

La jugada de la polémica de la noche entre Peñarol y Defensor. Ramón Arias la sacó en la línea. Foto: Gerardo Pérez
La jugada de la polémica de la noche entre Peñarol y Defensor. Foto: Gerardo Pérez

Waterman picó y se fue derechito al área. Miró al arco y soltó un derechazo bajo. Dawson contuvo, embolsó la pelota. No dio rebote.

Pelota larga, cabezazo en el punto penal que distorsionó y complicó. El ‘Zorrito’ Suárez se quedó con el balón. Le pegó fuerte, recto, pero Dawson achicó, salió en el momento justo y tapó el disparo que llevaba destino de gol.

Dos atajadas del arquero de Peñarol en momentos clave del partido, cuando Defensor parecía acercarse al gol. Y en ese momento, tras la caída, Dawson pareció no dar más. Estuvo a punto de ‘tirar la toalla’, pero se mordió los labios y siguió. Dolorido, sentido, no bajó su rendimiento.

Del otro lado, en el otro arco, poco trabajo para Guillermo Reyes, pero el que tuvo, lo resolvió bien.

Sacó una pelota dificilísima, abajo, contra el palo izquierdo, tras un tiro fuerte y rasante al ‘Lolo’ Estoyanoff y después tuvo otra tapada ante un disparo certero y a colocar de ‘Maxi’ Rodríguez. Cayó y se quedó. También jugó sentido, y quiso seguir. No aflojó, bancó el dolor durante todo el partido.

La Anual se fue de un arco a otro. Y parecía seguir de largo. Quedaba muy poco, y ya las llegadas no fueron tantas. El cansancio, el trajín del propio partido, y el reloj, empezaron a pasar factura.

Dawson y Reyes, bancaron lo que les llegó. Todo apuntaba al alargue porque al partido le quedaba poco y nada.

Hasta esa pelota. Esa última pelota que llegó al área de Defensor. Fue en un tiro de esquina en el ángulo de la Olímpica y la Ámsterdam. Lucas Hernández fue a ejecutarlo. Sin apuro, con tranquilidad, ya se jugaba tiempo adicional y había que reservar energías y fuerzas para lo que se venía. Al menos, treinta minutos más y quizás, una definición mediante ejecución de tiros penales.

Minuto 93. Pelota que se abre en su vuelo y varios futbolistas saltaron a buscarla. Llegó primero el ‘Cebolla’. Fue un gran anticipo ofensivo. De atrás hacia adelante, con impulso y decisión. Giró la cabeza, movió su frente y colocó la pelota contra el caño izquierdo. ¿Y Reyes? Quedó a mitad de camino. Tan en el aire como la pelota, salió en falso, se quedó sin nada en sus manos y permitió que el frentazo tuviese destino de gol.

La Anual, que había ido de un arco a otro durante todo el partido, se quedó en el arco de la Ámsterdam. Entre las piolas de la red, en medio de ese festejo interminable de los jugadores de Peñarol con sus hinchas.

¿Podrán llegar al domingo?

Kevin Dawson y Guillermo Reyes terminaron muy sentidos. El primero, con un problema en su codo izquierdo tras la tapada al ‘Zorrito’ Suárez. Habrá que esperar su evolución para saber si puede estar o no en el arco aurinegro. El segundo, se sintió en el cuádriceps izquierdo en pleno calentamiento, y también habrá que esperar por su evolución. ¿Jugarán dos arqueros diferentes?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)