Nacional

El adiós de Iván

Una novela que ayer tuvo su final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ivan Alonso

Lo que parecía uno de tantos rumores de fichajes que se producen durante el verano está a una firma de convertirse en realidad: Iván Alonso deja Nacional para ser nuevo jugador de River Plate, en el que pasará a estar a las órdenes del "Muñeco" Gallardo y peleará tanto por defender el título de Campeón de América que ostenta el "millonario" como por el torneo argentino, en el que los franjeados pretenden sacar del trono a su eterno rival: Boca Juniors.

Ambos clubes cerraron anoche el acuerdo para el traspaso del jugador, que terminaba contrato el próximo mes de junio y que sellará su vínculo con River por el próximo año y medio. Tanto es así que Hugo De León ya vaticinaba que al delantero lo bien que le irá en Núñez. "El traspaso de Iván Alonso a River se hará. Seguramente meterá muchos goles allí. Con el equipo armado y la manera de jugar que tiene este River, Alonsó tendrá muchas chances de gol", dijo el asesor de contrataciones al programa radial argentino "¿Cómo te va?". Lo que aún no se confirmó es el dinero que recibirá el conjunto tricolor por la operación, aunque en los últimos días se manejaba la cifra de US$ 500.000.

Anoche se mantuvieron reuniones para cerrar los últimos flecos del pase, así como las desvinculación de Alonso con Nacional. Sólo falta que viaje a Argentina para pasar la revisión médica y firmar su nuevo contrato, lo cual está pendiente de que termine el trámite, ya avanzado, de la nacionalización de Rodrigo Mora. Eso podría ser hoy mismo. Cuando eso ocurra terminará una novela que empezó mucho antes de que se hiciera pública...

Llamado.

Marcelo Gallardo se comunicó con Iván Alonso antes de que finalizara el 2015 para consultarlo acerca de su situación y plantearle además la posibilidad de llegar a River Plate. El "Muñeco" por ese entonces buscaba opciones para reforzar el ataque "millonario". La prioridad era Ignacio Scocco, delantero de Newells Old Boys que no llegó a Núñez por diferencias económicas. Lo mismo sucedió con el colombiano Teófilo Gutiérrez luego de que el Sporting de Lisboa desechara una oferta del club argentino. Caídos esos dos pases, Gallardo le apuntó a José Sosa, el atacante del Besiktas de Turquía, club que también descartó una importante oferta de River.

Así fue que todos los caminos empezaron a conducir a Iván Alonso. El rumor se transformó en interés y el interés en realidad. El delantero de 36 años dejó pasar unos días y luego, le comunicó a José Luis Rodríguez y a Gustavo Munúa que River Plate quería contar con sus servicios. Asunción fue la ciudad en la que Rodolfo DOnofrio, presidente de River Plate, le planteó a su par tricolor ese interés por Alonso y de ahí en más comenzó a desencadenarse la negociación que ayer llegó a su fin.

Legión.

Con la llegada de Alonso a River Plate, el equipo argentino volverá a tener en su plantel a cuatro futbolistas uruguayos. Ante la ida de Carlos Sánchez a México, Rodrigo Mora, Camilo Mayada y Tabaré Viudez eran los celestes en el equipo de Gallardo que ahora tendrá también a Iván "El Terrible", uno de los jugadores más desequilibrantes del fútbol uruguayo en los últimos años y que ahora vivirá su penúltima aventura al otro lado del charco.

Tiene capacidad goleadora.

Desde su arribo a los tricolores siempre fue el "nueve", la referencia de área en el juego de ataque del equipo tricolor y Alonso respondió con goles, incluso en partidos importantes.

Excesos en las protestas.

Su rol de líder lo hace hablar mucho adentro de la cancha y en algunas ocasiones, el delantero se excede en las protestas, algo que le ha jugado en contra en varios encuentros.

Elevación: clave por arriba.

Iván Alonso no es de los delanteros más altos del medio, mide 1,80 metros, pero tiene un gran salto y suele ser clave en las dos áreas.

buen manejo de la pelota.

Alonso es de esos delanteros que no son negados con la pelota. Maneja los dos perfiles, pero su pierna hábil, la zurda, es muy potente.

DEJÓ UNA HUELLA.

Un goleador.

En enero de 2013, Iván Alonso se desvinculó del Toluca de México y arregló su llegada a Nacional bajo la presidencia de Eduardo Ache y la conducción técnica de Gustavo Díaz. El 12 de febrero de ese año, el delantero debutó oficialmente con la camiseta de Nacional y fue por Copa Libertadores de América, con gol incluido en el empate 2-2 con Barcelona de Ecuador. De ahí en más, Alonso convirtió 55 tantos en el equipo tricolor. Al superar la barrera de las 50 conquistas, el "Terrible" se convirtió en uno de los 10 mejores delanteros de la historia de Nacional en promedio de goles con 0,64 según datos del Club Nacional de Football. Sin lugar a dudas dejó su huella y a fuerza de goles se ganó un lugar en el corazón del hincha tricolor. Su partida dejará un vacío enorme en la capacidad goleadora de un equipo que tendrá doble actividad.

Jugador clásico.

En su momento llegó a ser criticado por no jugar clásicos, ya que algunas lesiones lo dejaron al margen, pero con la camiseta de Nacional, Iván Alonso se ha convertido en uno de esos futbolistas más que importantes en los partidos frente a Peñarol y los números lo avalan. Desde su llegada al club, en 2013, jugó nueve encuentros frente al tradicional rival, con un saldo de cuatro victorias, tres empates y solo dos derrotas. Debutó en este tipo de partidos el 5 de mayo de 2013 con triunfo aurinegro 3-0 por el Torneo Clausura. Quizá el más recordado por el goleador sea el del 14 de junio de 2015, en la semifinal del Campeonato Uruguayo que ganó Nacional 3-2 con un tanto suyo para después ser campeón.

Todo un líder.

Con 33 años, Iván Alonso llegó a Nacional como una de las contrataciones más importantes y también más caras del club, que hizo una gran apuesta por él y el delantero no defraudó. No solo se transformó en el goleador del equipo, sino que con el paso de los torneos se fue convirtiendo en un referente del plantel. Tan es así que tras el retiro de Gustavo Munúa luego de conseguir el Campeonato Uruguayo 2014-2015, el arquero se convirtió en el entrenador del equipo tricolor y lo nominó a Iván como capitán. "Para mí es un orgullo ser el capitán del equipo de una institución histórica y ganadora. Pero ser capitán no es solo llevar la cinta, es ver si le falta algo a los compañeros, si los jóvenes están bien o si hay algún problema, porque al final la vida y el deporte son estados de ánimo", dijo en su momento Alonso, quien cumplió con creces su función.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)