ENTREVISTA

"Cuando Ache no está en el timón, Nacional tiene paz"

El Economista Eduardo Ache, ahora disfruta “como hincha” los partidos de Nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eduardo Ache

Los vive, los sufre, y los goza, porque bien dijo en El País TV, “el fútbol uruguayo es muy parejo, y cualquiera le hace partido a cualquiera”. Hoy, lejos físicamente del club de sus amores —está en uso de licencia— está más cerca que nunca desde el sentimiento: “Veo que cuando no está Ache en el timón, Nacional tiene paz, y eso nos hace bien a todos. Yo no me fui, cuando hay temas de peso, siempre estoy, como cuando hubo que decidir el tema de Nike o cuando hay que respaldar al Ejecutivo que se jugó la ropa y no hace los mandados”, dijo el directivo tricolor.

—¿Qué hace Ache hoy alejado de Nacional?

— No estoy alejado del club, lo que si tengo claro es que mi rol es diferente y lo estoy disfrutando. Yo no estoy alejado ni del fútbol ni de Nacional, solo tengo un nuevo rol que disfruto mucho, más en el papel de hincha, no tan metido en la cosa.

— ¿Familia? ¿Descanso?

— Hoy por hoy le estoy dedicando más tiempo a mis cosas. Tengo una empresa con la familia, y estoy yendo mucho al interior, por eso no me ven ni siquiera por el Parque. Veo los partidos por televisión.

— ¿Se extraña el no ser el presidente de Nacional?

— El socio de Nacional tomó una decisión y lo que queda ahora es apoyar. Eso lo tuve claro siempre. Yo me crié en una época en donde Nacional era puro divisionismo. Y creo que desde 1998 hasta ahora, eso cambió. Miguel Restuccia terminó preso por una denuncia de Cambón, otro nacionalófico, había mucha guerra interna, y lo ví sufrir a mi padre ese clima. Yo me propuse cambiarlo, y desde la presidencia de Dante Iocco hasta hoy, lo hemos logrado. Además, veo que cuando Ache no está en el timón Nacional tiene paz.

— Pero usted dice que sigue y que no se fue.

— Estoy cuando me parece que hay que estar para respaldar al presidente Rodríguez, como en el tema de Nike. Era una parada brava, y había que apoyarlo. A él y al Ejecutivo. Cuando hay temas pesados, importantes, nunca voy a estar lejos del club. Sigo trabajando para Nacional, pero desde otro rol, no dentro de la directiva, pero voy a volver en cualquier momento. No sé cuándo... pero voy a volver (sonríe).

— Dijo que ve los partidos por televisión. ¿Los sufre, los disfruta?

— Los vivo como un hincha más. Recién le dije a (Julio) Fuentes que nos hizo sufrir hasta el final, pero se ganó, y eso es lo que importa, y se ganó porque Nacional, entre otras cosas, recuperó a un gran preparador físico como Marcelo Tulbovitz. Nacional ganó los últimos partidos en el tramo final, yendo con todo. Físicamente avasalla a sus rivales.

— Usted era partidario de continuar con el proceso de Gustavo Munúa, un entrenador que le había cambiado la cara a Nacional futbolísticamente hablando...

— Seguramente había 100 razones para que Munúa siguiese al frente del plantel, pero también había 100 motivos para que no. Hay un presidente y hay ciertos temas que son del presidente, lo que diga está bien. La decisión que tomó el presidente se respalda. Pero recordemos los últimos partidos en el Uruguayo. Muchas veces el campeonato local es mucho más difícil ganarlo jugando al estilo de Munúa. Y se lo dije...

— ¿En qué momento?

— Y.... cuando supe de los cambios que iba a hacer contra Plaza Colonia. Gustavo: empatalo, pero no lo pierdas, le dije antes del partido. Y cuando quedamos con 10 ¡lo fue a atacar! Terminamos perdiendo. Hay que ser más precavido en el fútbol local. ¿Cómo perdió Nacional contra Danubio? ¿Cómo perdió contra Liverpool? De contragolpe... después se mejoró mucho, se cierran los partidos, se prioriza el resultado. Y eso le permite hoy estar en la punta del campeonato. Nuestro fútbol es diferente a todos. ¿Qué pasó con Álvaro Gutiérrez? No gustaba... ¡hizo 42 puntos de 45! Nadie se acuerda si jugaba bien o no.... El fútbol nuestro es difícil.

— ¿Por el fútbol o por las canchas? Ahora toca el Tróccoli...

— Por todo. Hay una realidad, todos tienen derecho a su localía, pero la AUF debería hablar estos temas antes que comience el campeonato, regularlos de alguna manera. El problema no es ir a una cancha o no, sino que el estado del campo esté en condiciones. Cuanto peor esté la cancha, favorece al que menos juega. Prefiero una cancha en la que entren 7.000 personas pero que el campo esté perfecto. El fútbol uruguayo no debería habilitar canchas como la del Tróccoli, no le hace bien ni al propio Cerro que tiene un gran equipo y está haciendo un gran campeonato.

— ¿Le sorprende que Peñarol esté tan abajo en la tabla de posiciones?

— Me sorprendió el campeonato que ha hecho. Está padeciendo el recambio generacional, me parece. Es muy difícil armar un equipo y que funcione como tal en poco tiempo. Once individualidades no es más que un equipo. Y sino.. hay que mirar lo que pasa con la selección argentina. Muchos se piensan que es el Barcelona porque tiene a Messi. Y no lo es. Creo que es un poco de lo que hablamos recién del campeonato local. Si Argentina jugara a defender y a contragolpear no dejaría de hacer goles, ganaría todos los partidos. Pero por ser Argentina tiene que salir a proponer, a atacar. Bueno, es un poco lo que se le pide a los grandes acá. Pero hay que ser inteligentes. Hay que saber leer y cerrar los partidos.

— ¿Imaginó ver a un Martín Ligüera a este nivel?

— A Martín lo conozco desde que era un chiquilín... y tengo una anécdota bárbara con él. Recuerdo aquel partido con Rocha en el Parque. Se hablaron muchas cosas, se dijeron muchas cosas, pero nadie se acuerda del penal que erró Rocha en la hora y atajó Viera. No sé por qué Martín estaba en el vestuario... no sé si lo habían echado o no había entrado. Los dos estábamos sufriendo en el vestuario, y cuando sentimos que Viera había atajado el penal nos abrazamos como locos. Fue de esos abrazos sentidos, de los que no se olvidan. Es un gran jugador, un gran hincha de Nacional, y disfruto de este momento. Se lo merece.

— ¿Cuándo va a volver Ache a la directiva?

— No me fui de Nacional... solo aparezco cuando hay que aparecer...

"SE VIENE UN PROBLEMA POR LA TV"

Para Eduardo Ache, el actual Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol, "se jugó mucho, hizo cosas que ningún otro había hecho y creo que cambió el concepto que había respecto al fútbol uruguayo. Esto que pasó con Nike nos demostró que nuestro fútbol vale mucha plata, y que no sabemos el techo que tiene", dijo en la mesa de Ovación en El País TV.

El ex-presidente de Nacional, sostuvo que "el Ejecutivo de la AUF está en un dilema y va a ser muy difícil de sostener a un Ejecutivo que no está dispuesto a hacer los mandados. Yo creo que está difícil, y que se avecinan problemas mayores de aquí a fin de año. A Nacional le quieren bajar el porcentaje en los derechos de televisación, y no es así. Creo que los dineros destinados al fútbol uruguayo, que se destinen al fútbol uruguayo no a otra cosa, como puede ser el fútbol sudamericano. Yo sé que se vienen tiempos de cambios y que va a haber una nueva licitación en la Conmebol, pero que el fútbol uruguayo no pierda lo que ya ganó".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)