básquetbol

Los Warriors festejaron sin champagne

Los Golden State derrotaron a los Cleveland Cavaliers en una especie de revancha de la última final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aplastante. Golden State no le dio opción a Cleveland.

El esperado segundo duelo revancha de las pasadas Finales de la NBA entre los Warriors de Golden State y los Cavaliers de Cleveland reafirmó que los actuales campeones de liga son todavía mejor equipo que cuando ganaron el primer título desde la temporada de 1975.

Los Warriors confirmaron en la tradicional jornada festiva del día de Martin Luther King que no tienen rival dentro de la Conferencia Este después de destrozar a los defensores del título con la estrella LeBron James a la cabeza.

Nada cambió en el Quicken Loans Arena, de Cleveland, desde el pasado verano al ver como los Warriors con el base Stephen Curry volvieron a dar una exhibición de juego individual y de equipo al ganar por paliza de 98-132.

Curry adelantó que esperaba que el vestuario visitante del campo de los Cavaliers mantuviese todavía el olor al champagne que utilizaron para celebrar el título de campeones.

Esta vez no hubo champagne, pero si la misma alegría y a Curry como líder indiscutible del ataque arrollador de los Warrriors al aportar 35 puntos, incluidos siete triples, en sólo tres cuartos de partido que estuvo en el campo.

Mientras que el escolta reserva Andre Iguodala, el hombre que de manera sorpresiva ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) en las pasadas Finales de la NBA, también se reivindicaba como hombre clave en la ofensiva de los Warriors al aportar 20 tantos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)