NBA

Trump decidió no invitar a los Warriors a la Casa Blanca porque Curry está "dudando"

Tradicionalmente, el presidente de Estados Unidos invita a los equipos campeones a la Casa Blanca, pero las estrellas de Golden State como Curry o Kevin Durant no querían formar parte del evento.

Stephen Curry, estrella de los Golden State Warriors. Foto: AFP.
Stephen Curry, estrella de los Golden State Warriors. Foto: AFP.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy que no invitará a la Casa Blanca a los Golden States Warriors, campeones de la NBA, debido a que varias de sus estrellas dijeron que boicotearían esa visita para protestar contra él.

La tradición establece que el presidente reciba al equipo campeón de uno de los deportes profesionales más populares (básquetbol, fútbol americano o béisbol) en las semanas o meses siguientes a la obtención del título.

"Ir a la Casa Blanca es considerado un gran honor para un equipo. Stephen Curry está dudando, entonces se retira la invitación", declaró Trump en un mensaje en Twitter.

Curry, la mayor estrella de los Warriors, dijo ayer a la cadena ESPN que los Warriors podrían hacer una "declaración" rechazando la invitación, al tiempo que miembros del equipo de Oakland denunciaban el comportamiento de Trump.

"Es evidente, no nos vamos a precipitar a tomar una decisión cuya significación hay que sopesar", dijo. "Tenemos la oportunidad de hacer una declaración que, esperemos, estimule la unidad, nos impulse a considerar lo que significa ser estadounidense y luchar por algo", añadió.

"No quiero ir" a la Casa Blanca, confirmó un poco más tarde el atacante de los Warriors.

Hasta el momento no hubo una respuesta de Curry a las declaraciones del presidente. Quien sí decidió responder fue LeBron James, estrella de los Cleveland Cavaliers. En su cuenta de Twitter, escribió: "¡Stephen Curry ya dijo que no iría! Por lo tanto no es una invitación. ¡Ir a la Casa Blanca fue un gran honor hasta que apareciste tú!"

Otro jugador emblemático de los Warriors, Kevin Durant, había anunciado en agosto que boicotearía una eventual visita a la Casa Blanca. "No respeto a la persona que ocupa el cargo en este momento, no estoy de acuerdo con él, al no concurrir allí quiero hacer oír mi voz", explicó.

Según Durant, el recelo hacia Trump creció a mediados de agosto cuando el presidente estadounidense puso en pie de igualdad a los supremacistas blancos y a los antifascistas a raíz de los episodios de violencia en Charlottesville, donde un simpatizante neonazi mató a una contramanifestante atropellándola con su vehículo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)