NBA

¿Quién podrá detenerlos?

Los Warriors sumaron a Durant a su equipo de estrellas y son el gran rival a batir en la NBA, que hoy alza el telón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Curry y Durant: rivales el año pasado y hoy compañeros en Golden Stante.

La 71° edición de la NBA alzará el telón esta noche cuando la pelota vaya al aire en el partido entre los Cleveland Cavaliers y los New York Knicks (a partir de las 20:30 de Uruguay). El vigente campeón recibirá a los neoyorquinos con el objetivo de comenzar con buen pie una temporada en la que, curiosamente, no son los favoritos al título, sino el equipo ante el cual lograron el anillo de campeón: los Golden State Warriors.

Estos entrarán en escena un poco más tarde, a las 23:30, recibiendo a los San Antonio Spurs en un primer día que se completará con el duelo entre los Portland Trail Blazers y los Utah Jazz.

Conviene recordar dónde quedó la historia para entender cómo empezará el siguiente capítulo. El equipo de San Francisco, liderado por Stephen Curry y escoltado por Klay Thompson y Draymond Green, impresionó a todo el planeta quebrando el récord de victorias en la liga regular con 73 victorias y solo 9 derrotas, que antes era de los míticos Chicago Bulls de Michael Jordan (72-10).

Parecía que nada podía detener su marcha imperial hacia el título, pero en los playoffs la cosa cambió. Curry terminó la temporada lesionado y sus increíbles registros anotadores en triples comenzaron a ser más terrenales. Aún así se metieron en las finales y en ellas llegaron a tener un 3-1 a su favor frente a los Cavaliers, pero estos resurgieron, empataron y, con un LeBron James inconmensurable, terminaron conquistando el título en casa ajena en unos instantes finales para el recuerdo.

Pero ahora los Warriors regresan para terminar su trabajo: Stephen Curry dejó atrás sus problemas físicos sin necesidad de cirugía, pero la gran noticia en la pretemporada la dieron en el mercado de pases al contratar a una de las mayores estrellas del campeonato.

Con Kevin Durant a priori se completa un equipo de cracks que parecía difícil de reforzar y que, lógicamente, ahora parte como principal rival a batir. Pero… ¿quién podría lograrlo? Resulta obvio que el primer candidato a ello sean los Cavaliers. LeBron, cuya dupla con Kyrie Irving es ya una de las más afianzadas y potentes de la NBA, aspira a agrandar aún más su leyenda convirtiéndose en la Némesis del combinado de estrellas de San Francisco.

Oklahoma City Thunder, uno de los mejores equipos de los últimos años, afronta el enorme reto de aprender a vivir sin su gran estrella. Sin Durant, Russell Westbrook se quedó sin su principal apoyo y hay expectativa por ver si en solitario es capaz de sostener el nivel, tanto el individual como el de toda la franquicia.

Algo similar le ocurrió a Miami Heat: Dwyane Wade se marchó a los Chicago Bulls tras 13 años como crack del equipo y resulta todo un misterio cómo reaccionarán este año sin él. También es una incógnita cómo sentirán los San Antonio Spurs la retirada de su estandarte durante dos décadas: Tim Duncan.

Allí quedaron como veteranos sus dos compañeros de sociedad, Manu Ginobili y Tony Parker, y con ellos se contrató a otro experimentado como el español Pau Gasol en busca de los centímetros que Duncan se llevó. Si ellos logran rendir y les acompaña algún que otro nombre destacado, como LaMarcus Aldridge, seguro que volverán a dar guerra en el torneo.

Por potencial, los otros equipos que deberían aspirar por lo menos a los playoffs son Los Angeles Clippers (que cuentan con nombres como Chris Paul, Paul Pierce, Blake Griffin o DeAndre Jordan), los New York Knicks (que han apostado por buenos socios para Carmelo Anthony como Derrick Rose y Joakim Noah) y justamente los Bulls, que perdieron a estos dos últimos pero se hicieron con un MVP como Wade.

Y por si fuera poco, será interesante saber qué papel jugarán este año dos históricos como Los Angeles Lakers y Boston Celtics tras varios años lejos de los puestos privilegiados.

En resumen, la NBA 2016/17 comienza con un claro favorito, un campeón dispuesto a repetir y numerosas incógnitas por resolverse producto de un loco periodo de pases. Lo que no faltará será el espectáculo del mejor básquetbol del planeta.

Se los va a extrañar...

Para muchos aficionados será la primera NBA sin Kobe Bryant, Kevin Garnett ni Tim Duncan, retirados. Seguro que no será lo mismo.

Publicidad en las camisetas

Esta será la última temporada en la NBA en la que no habrá publicidad en ninguna camiseta: varios equipos ya firmaron para la próxima.

All-Star en New Orleans

La NBA cambió la sede del All Star Game 2017 por una polémica política: iba a ser en Charlotte, Carolina del Norte, pero dicho estado aprobó una ley discriminatoria contra los transexuales y la organización se llevó la cita al Smoothie King Center de New Orleans (Luisiana), donde se disputará los días 17, 18 y 19 de febrero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)