MI OPINIÓN

El divorcio de Honda y McLaren

La relación entre McLaren y Honda ha llegado al punto más bajo en tres años. Tanto el equipo, como su piloto Fernando Alonso, están desesperados.

Los responsables japoneses del motor, no saben ni entienden la causa de la última rotura en Montreal. Los motores se rompen a cada rato y la relación va camino al divorcio. Alonso se paró en el GP de Canadá, cuando iba a lograr su primer punto en la temporada y ya se hartó. Por primera vez en el año, estaban arañando un punto, pero llegó una nueva rotura. Alonso había conducido de forma impecable y agresiva, logrando llegar al décimo lugar, con un auto que un piloto de menor calidad, estaría peleando los últimos lugares.

Eric Boullier, el jefe de la escudería McLaren decía: “Lo que esperábamos era un premio pequeño, un solo punto para el campeonato del mundo para Fernando, que ha piloteado de manera magnífica cada tarde de carrera desde hace dos años y medio. Pero llegó otro fracaso”, terminó diciendo.

Por su parte el responsable de motores de la fábrica Honda, Yusuke Hasegawa, tampoco supo explicar esta nueva rotura.

A esta altura, los 120 millones que ha puesto Honda en McLaren, no servirán para atenuar el divorcio que se avecina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)